martes, 6 de septiembre de 2011

San Scooby de los Andes


Cada vez estábamos más cerca de reencontrarnos con la scooby. Queríamos subirnos ya para seguir viaje, pero existía un problema: necesitábamos lavar kilos de ropa y organizar el desastre que habíamos dejado en la chata. Y así fue, tardamos tres días en limpiar y acomodar todo (tan malo no fue, nos hicimos un gran asado como recompensa).

No queremos olvidarnos de agradecerle a la familia Tejerina, que sin conocerlos nos abrieron la puerta de su casa y nos dejaron estacionar la camioneta en Humahuaca y nos trataron como reyes.  Ellos tenían otra casa en donde nos quedamos nosotros tres.
El momento de la verdad había llegado, teníamos todo listo para partir pero no sabíamos cómo iba a reaccionar la scooby luego de un mes de estar parada, pero solo tuvimos  que empujarla para sacarla del garaje y  con un simple giro de llave arranco como si fuera un 0 km.
Dejamos Humahuaca y esta vez el nuevo desafío era cruzar la cordillera de los Andes.
Necesitábamos ir de nuevo hasta  Purmamarca  para conectar con la ruta que va  hasta  Jama, último pueblo Argentino antes del cruce con Chile. Una vez que llegamos a Purma, preguntamos a la policía local si sabían sobre el estado del Paso y un oficial (con conocimientos similares a los de Galileo Galilei) al mirar el cielo despejado nos dijo: “Debe estar abierto”.
Con la certeza de que podíamos cruzar a Chile tranquilos seguimos viaje, esta vez teníamos que hacer 150km para llegar a Susques (el pueblo anterior a Jama). El camino fue casi imposible, subimos 2100 metros  de altura en este tramo, la ruta hace continuos zigzag y las nubes no nos dejaban ver nada. Es increíble ver como los cerros cortan a las nubes y de una curva a la otra cambia el paisaje. La Scooby por la altura, la presión y por  la linda biaba que le pegamos, de vez en cuando se paraba. No nos hicimos mucho problema, paramos y aprovechamos para darnos una sobredosis de dulce de leche, teníamos miedo  que en la frontera nos los hagan tirar. En este tramo de la ruta 52 hay un pico máximo de 4170m, llamado “El quemado”, y robando a Fito Paez por primera vez vimos hielo al costado del camino.
 Llegamos a Susques de madrugada y con más frio que sueño nos tiramos a dormir al lado de la ruta. A la mañana siguiente pudimos ver el paisaje, Susques, es un pequeño y pintoresco pueblo, donde la mayoría de las casas son de adobe y a 3900m de Altura se lo conoce como “El pórtico de los Andes”. Desayunamos tranquilos y después de tomar el famoso café de Matías (famoso por que te sirve un litro y medio) emprendimos viaje rumbo a  la frontera.  No teníamos idea de lo que nos esperaba.
  Llegamos a Jama a la  una del mediodía y fuimos felices de encontrar la mejor Yfp del mundo en el medio de la nada. Nos paramos tranquilos a tomar otro café y después de un rato, como quien no quiere la cosa, el cajero de la estación nos dijo que la frontera  cerraba a las 10 de la mañana. La aduana tiene horarios, del lado Chileno abre de 6 a 8 am y del lado Argentino  de 8 a 10 am.  Literalmente estábamos atrapados en Jama y nos acordamos de la familia del milico de Purmamarca que tan bien nos oriento.  Por suerte, la Ypf tenía wifi y así arrancamos a matar las próximas veinte horas restantes. No fuimos los únicos salames, unas diez personas también quedaron varadas y todos estaban preocupados porque íbamos a pasar la noche a -10º. Después de charlar con todas las personas y saber vida y obra de cada uno nos fuimos a dormir. A la noche no hizo tanto  frio, solo amanecimos con una capa de hielo en todos los vidrios de la camioneta.
  Alrededor de las 9 empezamos a darle arranque a la Scooby,  la empujamos  un rato largo pero no hubo caso, pedimos ayuda y una 4x4 trato de darnos corriente, pero tampoco arranco. Eran las 9.45am y nosotros seguíamos ahí,  recién 5 minutos  antes de que cierre la frontera, ella prendio.  Llegamos a la aduana con los segundos contados y luego de hacer todos los tramites, nuestros amigos varados del día anterior, nos dieron  aliento para cruzar el paso. Todavía no  entendían como tres locos se animaban a escalar 5000m de altura con nuestra querida scoobyneta.
 Estamos convencidos que la scooby no prendido porque quería que conozcamos a Mario, un amigo combinauta, que al vernos empujar al bólido, se ofreció a remolcarnos con su camión en la parte más difícil del paso. Cruzar la Cordillera  fue algo impresionante. Fuimos casi todo el camino a la par con Mario y la parte más difícil nos enganchamos a su Camión. Mario, una gran persona, nos invito a la cabina para que saquemos fotos desde arriba mientras íbamos andando y como todos los autos ya nos habían pasado, teníamos toda la ruta solo para nosotros. Paramos cada 10 km, no por algún desperfecto en la camioneta sino  para hacer videos. Hay tramos en los cuales la ruta  tiene un solo carril y  hay desvíos ya que los bloques de hielo bloquean el camino, este es el motivo por el cual abren el paso de un lado por vez. Como todo lo que sube baja, (y como baja) nos acordamos del consejo del Kombinauta Jorge y descendimos en primera a 15km/h. Tardamos  más de tres horas y para festejar  liquidamos el pote de dulce de leche.


El control  aduanero de Chile está abajo de la montana, en San Pedro de Atacama. Cuando llegamos a la aduana, el tramite fue bastante sencillo, no nos demoraron como pensábamos. Bajamos los bártulos del techo y pudimos entrar al país de Víctor Jara sin problemas.


Una vez en San Pedro,  Mario nos dio un curso teórico y práctico  de compra y venta de divisas Latinoamericanas, también nos regalo un citytour por las partes más importantes del pueblo. Encontramos este  lugar  muy parecido a  Purmamarca, con la diferencia de que en lugar de tener cerros de colores, San Pedro (que se encuentra en el medio del desierto), tiene valles de arena, como el valle de la luna o de la muerte.
Estacionados en las afueras del pueblo, comiendo un pan con manteca, conocimos a tres personajes Chilenos: Zeta, Morgan y El primo, que nos invitaron a comer y hacer sandboard en el valle de la muerte. Tres fenómenos que en dos días nos enseñaron un poco de historia chilena y un poco bastante de Pisco y ron trasandino.


Como El Primo, que es un gran guitarrista y percusionista, tenía que ir para Calama a buscar cuero para uno de sus tambores, y nosotros ya estábamos saliendo para allá, se vino con nosotros un par de días. Llegamos a Calama de noche y mucho no recorrimos, así que buscamos un buen lugar para estacionar la chata y después de comer nos fuimos a dormir. Al otro día fuimos a buscar el cuero y mientras nos íbamos a visitar la mina de Chuquicamata (esta si es gratis...) el Primo se quedo reparando el tambor.
Primero fuimos a Chuquicamata y ahí nos dijeron que no podíamos pasar, que solo se podían hacer las visitas en unos buses de la empresa y que si teníamos suerte, quizás encontrábamos un lugar si íbamos rápido para las oficinas de Codelco. Y así fue... justo quedaban unos lugares y el bus estaba por salir. Mientras un guía nos contaba los millones de dólares que factura la empresa, nos fuimos metiendo en lo que era el antiguo pueblo donde vivian los mineros. La verdad que es un escenario de película, el pueblo esta conservado perfectamente y ya no vive ni una sola persona (la ultima familia se fue en el 2008). Lo que explicaba este señor es que los mineros no estaban de acuerdo en dejar el pueblo, ya que ahí tenían casa "gratis" con todos los servicios pagos (dado que el pueblo pertenece a la empresa donde trabajan), pero que por cuestiones de seguridad no podía haber un pueblo tan cerca de la mina. En el pueblo no pudimos bajar, así que solo pudimos sacar unas fotos desde arriba del bus, hay un teatro, plazas, canchas de futbol, negocios...de todo! pero sin una sola persona que lo habite.
Finalmente llegamos a la mina, es un agujero inmenso en la tierra donde no paran de pasar camiones que transportan nada más y nada menos que 400 toneladas por viaje... estos camiones son los más grandes del mundo, cuestan 5 millones de dólares, consumen en un día, lo mismo que un auto estándar en un año y cada neumático cuesta 40 mil dólares. Así que imaginen lo que gana esta empresa... También nos enteramos que Codelco es el primer productor de cobre a nivel mundial, y que la mina de Chuquicamata puede ser vista desde la luna.
A la vuelta, nos encontramos con el Primo que ya estaba haciendo sonar su tambor como un genio. De ahí nos fuimos para Antofagasta,  y después de cuatro meses, por fin, nos encontramos con el mar. Nos alojamos en nuestro 5 estrellas ambulante en una de las playas más caras de la ciudad, hicimos fiaca todo el día en la playa y con mucho coraje nos metimos al pacifico. El Primo, ese mediodía, después de ir a tocar con su guitarra a los buses,  nos sorprendió con unos cholitos (mejillones) y preparamos una sopa de mar a la chilena.
Pancho implemento una regla: si gana Racing, se paga unas cervezas y como viene ganando seguido, esa noche el Scoobytrip, se tomo unas chelas. Como estábamos parados en la rambla de la playa (esta ciudad es muy parecida a Mar del Plata) conocimos al mejor contador de chistes de todo Sudamérica, el gran “Charly”, un cuidador de autos bohemio, fanático de Seru Giran. Charly tenía una particularidad a la hora de contar chistes, se los auto festejaba. Después de reírnos un rato, fuimos para un karaoke y cantamos un tema del Potro Rodrigo, ahí conocimos a Rocío y Loreto, dos amigas chilenas, con las que nos quedamos tomando algo en la playa y quedamos con Loreto encontrarnos en Arica en unos días.
Mario y el primo nos recomendaron la playa de Mejillones, así que de Antofagasta nos fuimos para allá.  Llegamos de noche y para nuestra sorpresa la costa estaba lleno de jaibas (cangrejos). Después de estar varias horas “cazando” estos bichos, al mejor estilo Tom Hanks en el naufrago, nuestro nuevo compañero de ruta, nos preparo unas jaibas salteadas con cebolla y  una salsa de tomate con cilantro, llamada chancho en piedra. Al día siguiente a la hora de dormir, vimos a los peces saltando como delfines en plena orilla y como somos perseverantes con el tema de la pesca, decidimos  juntar coraje y meternos al mar con un tramallo que habíamos encontrado en la playa.  Para nuestro asombro, los peces  saltaban al lado nuestro, pero como de costumbre a la hora de recoger la red, no pescamos ni un alga. Ya no sabemos cómo hacer para sacar, aunque sea, un cornalito.


El primo (una excelente persona) nos abandono en Mejillones, y al despedirse, este loco, nos regalo su guitarra. Más allá del regalo, estamos agradecidos por todo lo que aprendimos con él.


Continuamos viaje rumbo a Iquique, una ciudad en la cual se encuentra un puerto libre de impuestos. Llegamos de noche y dormimos como de costumbre en uno de los mejores lugares, esta vez nuestro hogar fue  la playa “cavancha”. Visitamos durante tres días consecutivos el ZOFRI ( asi se llama la zona franca internacional), El Sofri  se divide en varios sectores: un shopping estilo solei factory y diversos barrios en los cuales se venden cualquier tipo de producto por mayor. Como somos empresarios, fuimos averiguar precios, y al  preguntar el precio de una hornalla para la Scooby, el vendedor nos pregunto “¿para qué países?,  ¿cuántas quieren mil o dos mil?”, a lo que humildemente respondimos que con una estaba bien y nos fuimos del local silbando bajito. Lo más barato en Iquique son los autos usados, vimos naves espaciales, como Camaros a 12.000USD, y vans japonesas a 2.000USD. Casi nos compramos tres   mini copper mod 80`  por 45.000 ARS, pero desistimos al darnos cuenta que no tenían gnc. 
Lo que si compramos fueron cubiertas nuevas, ya que las que teníamos estaban bastante lisas. De tantos locales que había encontramos uno cuyo dueño es  Argentino, Ariel  nos hizo precio y nos dio una gran mano al balancearnos todas las ruedas. Asi que  la scooby ya esta rodando con zapatillas nuevas.
Esa tarde conocimos a Andrés, un fotógrafo chileno, que nos intercepto en la calle y se ofreció a sacarle fotos a la Scooby. Fuimos para la costa y la chata tuvo su primer back de fotos con el atardecer. Andrés es gran tipo, nos invito a la casa de su abuelo Felix y allí estuvimos tres días con ellos  compartiendo comidas, mientras mirábamos futbol chileno y  charlábamos de cualquier tema. Queremos agradecerles por su buena onda y hacernos sentir en como en casa.
Como Andrés  trabajaba de fotógrafo en una disco,  aprovechamos y estuvimos de carrete tres días seguidos. Jamás imaginamos que había tanta joda en Iquique.
Luego de estar una semana en esta ciudad, partimos rumbo a Arica, el último punto de visita en Chile, antes del Perú. Nuestro nuevo amigo trasandino, quería ir con nosotros hasta Tacna, así que tuvimos un nuevo tripulante del trip por tres días. En Arica no estuvimos mucho tiempo, apenas un día,  pero aprovechamos para ir almorzar con nuestra amiga Loreto al mercado local. Después de comer fuimos para la playa y como ella se tenía que ir a trabajar la llevamos. Ella trabaja de militar, asi que entramos en el cuartel luego de pasar dos controles. Nuestra visita duro  unos escasos 500 metros, los milicos al ver que el vehículo tenia patente argentina, nos dijeron que no podíamos estar ahí por cuestiones de seguridad. Nos despedimos de Loreto y esperamos verla de nuevo.


Una quincena en Chile nos basto para conocer buena gente, que nos trataron como si nos conocieran de toda la vida. Gracias a todos ellos por ser tan generosos con nosotros.


Saludos para todos!















9 comentarios:

Victor Hugo dijo...

zenza parole ragazzi!!!!!!!!!!!!

betina dijo...

Absolutamente maravilloso!!!!!! un abrazo de oso para la tripulación y para la scooby!!!!!!!!

Horacio dijo...

Que gane Racing por cada Cerveza hasta la fecha 10, ese dia pierden con papá (aunque jugemos muy mal) Bueno muchachos que buena la cronologia de los hermanos chilenos, con tanta generosidad, ofreciendo su hospitalidad como si fueran unos familiares. ¿Estaba buena "la militar"?

Paula dijo...

Hola Chicos
Cuidado con http://bairesalaska2011.wordpress.com/ les vienen pisando los talones!!!!
jajajaja Armen una caravana Kombinauta!!!!

Martita dijo...

Feliz cumple ahijado!!! te quiero mucho y espero estes disfrutando mucho de este viaje junto a tus amigos. Te mando muchos besos y nos vemos a la vuelta!!!

Anónimo dijo...

Hola Rafa!!!,
siganla pasando muy bien, pero ya quiero saber por donde andan.
Tu hermana Euge.
Un abrazo para todos!

LatinoAmerica SonRie dijo...

chicos, pronto partimos a su encuentro somos LATINOAMERICASONRIE (dos odontologos enseñanado y promocionando la salud bucal) salimos en enero en un jeep ika 1969 todo original, asique espero que nos crucemos les dejo el blogg, y ya los subimos a nuestro grupo de correcaminos los linkamos ahi too) si quieren y les va nos linkean a nosotros too.
un abrazo grande y pura vida, atto
maxi

http://latinoamericasonrie.blogspot.com

Anónimo dijo...

ESTE BLOG TIENE MENOS RENOVACION QUE EL GOBIERNO DE LA AFA!!!!
ABRAZOOO
fede.

Mirna dijo...

Siempre he querido hacer un recorrido por toda la Argentina. Ojala que algún vez pueda recorrer todas las ciudades del país. Este año he decidido ir a la costa Atlántica y por eso decidí alquilar a través de Zukbox un departamento en Mar del plata, frente al mar